Génesis de un acercamiento institucional

0
404

(SUDEASEG-FECOPROSE)

Por: Pastor Ascanio Heres

Desde el punto de vista pragmático, el funcionario público es aquel ciudadano, que por su idoneidad y conocimientos, ejerce el papel del Estado rector en determinada área o sector de servicio. A principios del siglo XX, el derecho alemán asociaba al funcionario público como el más avanzado en Europa y el mundo, cimentando desde la óptica jurídica los firmes sentimientos de lealtad y protección del servicio público. Esa doctrina se arraigó en la mayoría de los países democráticos, que oteaban al funcionario como un servidor y no como “objeto de ser servido”.

Consideramos que el Estado confiere al funcionario, las competencias de mando y coerción, así como la de protección ciudadana y civil, previsión social o educación. Ese “poder” es otorgado por otro congénere a quien atribuimos una “misión superior” y siempre viene acompañado de las formalidades de rigor. En el caso venezolano, desde el primitivismo de la Colonia y pasando por las rigurosidades de los siglos XIX y XX, el funcionario público ha adquirido relevancia desde el inicio de la era democrática, singularmente fortalecido con la Ley de Carrera Administrativa y el Código de Ética, emanado de la Contraloría General de República. No obstante, siempre se cometen abusivos desmanes, que es imputable a la “personalidad del funcionario”; en esos casos, no se  puede endosar a las instituciones y a los órganos de la administración pública, que cuenta en sus filas con valiosos hombres y singulares mujeres.

En cuanto a la actividad que nos atañe, la Aseguradora, que por su fragilidad técnica, legal y administrativa “requiere de una extrema vigilancia”, es incuestionable contar con la dirección de un administrador que conozca todos los intríngulis del sector, acompañándose de un excelente cuadro de competentes funcionarios. Por otra parte, debe gozar de accesabilidad hacia sus regulados, lo que generaría una confianza extrema y coadyuvaría a la dinámica del sector público; somos de la firme opinión, de que muchas mentes en funcionamiento y con propuestas sinceras, redundarían en el bienestar de la actividad. Todos debemos aportar sin mezquindad.

Viene al caso este análisis, en vista de las reiteradas visitas  que muy amablemente ha efectuado el Doctor Juan Carlos Cabello Mata (Superintendente de la Actividad Aseguradora) a las diferentes instituciones  empresariales y gremiales, que abordan el asunto asegurador con una visión de amplitud. En el caso de Fecoprose, nos congratula dicha cita efectuada en el mes de diciembre pasado, ya que abordamos en un ambiente de verdadera confraternidad los diferentes problemas que tiene el gremio de los productores de seguros y sostuvimos categóricamente que todos debemos aportar para la consecución del bienestar del asegurado y de su entorno de aseguramiento.

Para el recibimiento del Superintendente de la Actividad Aseguradora y su comitiva en las instalaciones de Fecoprose, estuvieron presentes como anfitriones Luis Pineda Márquez, Nelly Rangel de Rodríguez, J. Pastor Ascanio Heres, Emma Carrillo de Guerra, Norelys Gómez Piña, Anahity González Zapata, Myriam Gabriela Alcedo, Domingo Liscano, Carlos José Rodríguez y J. Roberto Cárdenas Chourio, Directivos de la Federación de Colegios De Productores de Seguros (Fecoprose) y del Colegio de Productores de Seguros Gran Caracas (CPS Gran Caracas)

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario