Nicolás Maduro: Ha llegado la hora de construir el Estado comunal

0
81
Nicolás Maduro, presidente de la República Bolivariana de Venezuela

VENEZUELA – El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo el jueves que se subordina a los “poderes” de la plenipotenciaria Asamblea Nacional Constituyente, un cuerpo duramente criticado por varios gobiernos de América y Europa como antidemocrático.

Maduro no aclaró el alcance de su afirmación, que opositores y analistas ven como simbólica y como una estrategia para acallar los rumores de que la constituyente dará poderes absolutos al mandatario socialista para gobernar sin control del Parlamento, dominado por sus adversarios al tiempo que sentenció que “ha llegado la hora de construir el Estado comunal”.

En su discurso, que se extendió por más de tres horas, presentó una Ley contra la intolerancia y el odio en la que pide hasta 25 años de cárcel para aquellos que instiguen el odio por razones culturales, políticas o sociales. “Se creyeron inmunes, pero ya llegó la ANC para hacer justicia contra aquellos que se pusieron a favor del imperio. Que vaya a la cárcel quien mató y quien llamó a la violencia. ¡Cárcel para ellos! (…) Se van a sentar a dialogar por las buenas o por las malas”, señaló.

“Hoy tenemos Asamblea Nacional Constituyente y vengo a reconocer sus poderes plenipotenciarios, soberanos, originarios y magnos”, dijo Maduro desde el hemiciclo donde sesiona el cuerpo de 545 asambleístas.

“Como jefe de Estado me subordino a los poderes de esta Asamblea Nacional Constituyente”, agregó.

El resto de los poderes no ha declarado públicamente su subordinación a la asamblea constituyente que, días atrás, destituyó a la fiscal general, Luisa Ortega.

Más temprano, la presidenta de la asamblea constituyente, la excanciller Delcy Rodríguez, dijo que el organismo que reescribirá la carta magna tendrá la facultad para disolver el resto de los poderes públicos y a sus funcionarios durante sus hasta dos años de vigencia.

Desde abril, los venezolanos han protestado contra el Gobierno de Maduro por considerarlo el principal responsable de la crisis en el país, con una inflación de tres dígitos, recesión económica y escasez de alimentos y medicinas. En las refriegas con la fuerza pública han muerto más de 120 personas.

Cancilleres de varios países latinoamericanos reunidos en Lima condenaron el martes la “ruptura democrática” en la nación petrolera tras la instalación de la constituyente.

CELAC

Maduro dijo posteriormente que pidió a su homólogo salvadoreño, Salvador Sánchez, que, como presidente pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), convoque a una cumbre para denunciar el “intervencionismo contra su país”.

“Reto a (l presidente de Perú, Pedro Pablo) Kuczynski, a (l presidente de Colombia, Juan Manuel) Santos, al presidente de México (Enrique Peña Nieto) para que nos veamos las caras y, a través del diálogo, restituyamos las relaciones de respeto”, dijo Maduro. “El camino de la CELAC tiene que ser el diálogo, el respeto, no la amenaza de bloqueo económico, financiero”.

La CELAC, heredera del Grupo de Río, está compuesta por todos los países de América a excepción de Estados Unidos y Canadá.

Además, Maduro dio un espaldarazo a los funcionarios sancionados el miércoles por Estados Unidos, incluido un hermano del fallecido presidente Hugo Chávez, como castigo a su participación como candidatos de la asamblea constituyente.

“¿Hasta dónde se cree el emperador (Donald) Trump que es gobernador del mundo? ¿Se cree un nuevo sultán? ¿Un nuevo rey de reyes? ¡El único rey de reyes que hay es nuestro señor Jesucristo! ¿Qué se cree Donald Trump?”, se preguntó Maduro tras darle “todo” su apoyo a los “compañeros sancionados”.

Por otra parte, la oposición llamó a sus seguidores a protestar el sábado contra lo que considera una “dictadura” dirigida por Maduro, a quien acusa de querer eternizarse en el poder al suprimir las elecciones amparado en los poderes de la constituyente.

Con información de Agencias

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario