Ángel Alvarado: Se necesita un cambio político para salir de la crisis en Venezuela

0
121
Ángel Alvarado, economista y diputado a la Asamblea Nacional por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD)

VENEZUELA – El economista y diputado a la Asamblea Nacional por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Ángel Alvarado, aseveró que la deuda de Venezuela es insostenible.

“Es inevitable que Venezuela entre en bancarrota, y por ello es fundamental empezar pensar estrategias para empezar a renegociar la deuda”, manifestó.

Explicó que es necesario que la renegociación sea un proceso ordenado, transparente, y voluntario en la cual se pueda llegar a un acuerdo con los tenedores de papeles venezolanos y de Pdvsa que permita ganar a todas la partes y minimizar los riesgos para el país.

Los desafíos para salir de la crisis

Alvarado señaló que para salir de la crisis económica que actualmente atraviesa Venezuela es necesario un cambio político y luego enfrentar cuatro grandes desafíos, el primero de los cuales es detener la inflación y reducir el hambre.

“54% de los niños venezolanos está sufriendo algún tipo de desnutrición. El último informe de Caritas señaló que la causa más importante por la cual está creciendo hambre en Venezuela ya no es únicamente la escasez sino también la inflación”, manifestó el diputado durante el foro ¿Cómo salir de la crisis? desafíos para la economía del país, realizado por el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice Libertad).

En el foro, moderado por el expresidente de Cedice Aurelio Concheso, también participaron la economista Sary Levy; el director de Cedice Libertad, Víctor Maldonado; el director del Cendas-FVM, Oscar Meza; el economista y docente del IESA, José Manuel Puente; y el economista y docente de la Universidad John Hopkins, Steve H. Hanke (videoconferencia).

Alvarado advirtió que “en la medida que la inflación siga aumentando, especialmente el precio de los alimentos, en esa misma medida se seguirá agudizando el problema del hambre en el país”.

Precisó que 85% de los hogares en Venezuela ha sufrido algún tipo de privación alimentaria, y que 92% de las madres y de las abuelas han dejado de comer para alimentar a sus hijos y nietos. “Es una situación sumamente desesperante, desesperada, grave y profunda. En el estado Miranda van 3 muertos por desnutrición”, acotó.

Destacó que la falta de alimentos y artículos de higiene “puede convertirse en algo exponencial como en una epidemia”, porque “junto al hambre se suman las enfermedades contagiosas que pueden surgir como consecuencia de no haber ni siquiera medicinas ni jabón de baño y eso hace que esta situación escale”.

Señaló que el segundo desafío a enfrentar para salir de la cris es “una Pdvsa hipotecada y arruinada”, y la deuda insostenible que acumula la Republica y la estatal petrolera.

El tercer reto es revertir la depresión económica, que ya alcanza cuatro años consecutivos. “La caída del producto interno bruto puede alcanzar, según algunas proyecciones, más de 15% este año, así como una baja de 35% del consumo per cápita a fines de 2017”, comentó el diputado.

El último desafío es sanear la economía venezolana con la toma de medidas como el establecimiento de un tipo de cambio unificado, el uso de una moneda de anclaje y una reforma monetaria, la reactivación de sectores importantes como el energético, el respeto de los derechos de propiedad, la liberación de precios y la devolución de las empresas y tierras expropiadas.

Alvarado destacó que también se requiere la apertura de un canal de ayuda humanitario porque “no bastan los subsidios localizados” para paliar la falta de alimentos y medicinas.

“No hay una sola solución, hay varias soluciones posibles a la crisis económica”, acotó. El diputado insistió en que “hay que buscar un anclaje monetario, que puede ser una divisa distinta al dólar”.

Eventuales sanciones

Alvarado expresó que un embargo petrolero de Estados Unidos sobre Venezuela no es descartable luego de la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente.

Indicó que esta medida implicaría la pérdida de 75% de los ingresos provenientes de las exportaciones de petróleo venezolano (cerca de 11 mil millones de dólares al año).
“Venezuela tiene pocas opciones para sustituir ese mercado”, advirtió el diputado.

 

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario