Los Seguros y su importancia en la Finanzas Personales

0
231

VENEZUELA – En el proceso de formación del patrimonio financiero familiar, el, riesgo está presente siempre, materializándose cuando se produce un evento externo y no previsto, como por ejemplo circunstancias adversas en la salud física personal o de algún miembro de la familia, así como siniestros no previstos, como accidentes automovilísticos y en el hogar, o simplemente desastres naturales, que afectan el patrimonio de la persona o grupo familiar.  En estos casos, la reparación de cualquier evento de este tipo debe ser financiado con la liquidación parcial del patrimonio, y su consecuente disminución.

Para garantizar el mantenimiento del patrimonio y su crecimiento, es lógico utilizar un instrumento que permita proteger dicho patrimonio; en este caso El Seguro cumple esta función, con coberturas variadas cuyo fin es indemnizar al tenedor de la póliza o asegurado, en caso de darse una eventualidad negativa especifica.  La póliza de seguro representa un instrumento de protección financiera, que igualmente debe ser utilizado inteligentemente.

Los activos que conforman el patrimonio pueden ser protegidos con coberturas variadas diseñadas con este fin, conocidos como riesgos patrimoniales y vehículos, entre otros.  Para el caso de los seguros de personas, la decisión de suscripción depende del caso particular de cada quien; si se trata de una sola persona, un seguro que cubra los riesgos de hospitalización, cirugía y maternidad (HCM), es lo aconsejable y un seguro de gastos funerarios, para los gastos de último momento.  Si la persona tiene un grupo familiar, es aconsejable además una póliza de Seguro de Vida, con capital que pueda cubrir deudas, planificación educacional de hijos y los gastos de último momento (esto último en sustitución de una póliza de seguro de gastos funerarios)

En definitiva, un plan de protección financiera del patrimonio incluye los seguros de bienes y personas.

Ahora bien, el Seguro es un gasto que debe estar en el presupuesto personal o familiar, no es un plan de ahorro o inversión.  Es un gasto periódico de protección financiera, necesario para mantener la formación del patrimonio y garantizar, en parte, su crecimiento en el tiempo.

Redacción: Johnny Zafra

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario