Las empresas afiliadas tienen en Cavecose un aliado

0
442

Redacción y fotografía por: Luis Manuel Vargas 

Actualmente, es el primer vicepresidente de Cavecose y recién inicia su segundo periodo que culminará en 2016. Ingeniero químico con maestría en Administración de Negocios, es socio fundador de Makler desde 1995. Se conectó con el sector asegurador mucho antes, cuando formó parte del corretaje Waveca durante siete años, pasando luego a fundar Planinsa y al mismo tiempo obteniendo su código de corredor. Hoy está de lleno en el gremio y su aporte es reconocido en el medio.

¿Qué ha significado pertenecer a Cavecose?

Significa tener acceso a mucha información de lo que está pasando en el entorno de los negocios. Actualmente, en Venezuela hay cambios en el mercado asegurador y creo que a través de Cavecose uno se entera muy rápido de posibles leyes, ve oportunidades, advierte restricciones que puedan venir, y eso ayuda a los miembros a anticipar los eventos. Por otra parte, la actividad gremial unida da una posición importante en el mercado. Así como está la Cámara de Aseguradores, yo creo que es vital que exista la Cámara Venezolana de Empresas de Corretaje de Seguros, así como la asociación de los productores de seguros. Porque unidos podemos fijar una posición, y siempre es mejor estar acompañados.

¿Cuál es el aporte de Cavecose al sector asegurador como un todo?

Las afiliadas tienen en Cavecose un aliado para asistirlos en información, aclaratorias, y orientación. Obviamente, quienes ocupamos cargos directivos dentro de la organización, lo hacemos a título ad honorem y aún con las agendas copadas por nuestros propios trabajos, cumplimos todo lo que podemos, y a lo mejor podríamos hacer más; sobre todo si fuese un mercado o una economía más ligera. Ahora que la situación no está fácil, es cuando más se necesita el soporte mutuo. Considero que en Cavecose somos más compañeros que competidores, y eso es muy importante, porque dentro de esta situación-país procuramos ayudarnos unos a otros

¿Cuáles son los retos más importantes en Cavecose?

La búsqueda de más afiliados, pero eso no solo depende de nosotros. El afiliado también tiene que poner de su parte; tenemos que promover más cercanía entre los miembros. Hay que admitir que una de las cosas que nos limitó mucho en el pasado fue nuestra sede en el centro de Caracas, de difícil acceso por el problema del estacionamiento. Ahora estamos buscando una sede nueva, en un lugar más accesible, desde la cual nos podamos ayudar un poco más, y reactivar al mismo tiempo la función de capacitación, por ejemplo, que ha sido muy importante en nuestra historia y queremos retomarla. Por lo pronto, Cavecose funciona en la sede de Lebrán, Corretaje de Seguros, en una oficina provisional.

¿Qué esperar en el futuro?

Para Cavecose, es muy importante trabajar mucho más en conjunto con la Superintendencia de la Actividad Aseguradora, en beneficio del asegurado, el cliente final. Eso no significa que los asegurados puedan salirse con la suya en situaciones claramente irregulares de su parte, pero hay cosas en donde uno puede decir: yo creo que el asegurado tiene razón. Una cosa positiva de la Superintendencia es la denominada Sala Situacional; entiendo que son muy profesionales y defienden al asegurado cuando tiene razón, y cuando no la tiene también fijan una posición. Nosotros nunca queremos pelear con las compañías de seguros. Algunas veces hay diferencias de opinión, pero hay que entenderse, y en este caso es bueno contar con un ente tercero como dicha sala situacional.



Lo bueno

“La gente necesita el seguro. Hoy los bienes y la salud tienen tanto valor que si no estás asegurado y sufres un siniestro te puedes arruinar. Cuando hay bienestar, la gente compra el seguro porque lo puede pagar, cuando hay crisis es porque lo necesita. La verdad que hoy en día hacemos un trabajo de asesoría importante como profesionales del seguro. La gente quiere que uno la asesore. Son oportunidades para nosotros”.

Lo malo

“Un mercado que crece netamente por inflación, por ajuste de sumas aseguradas. Lo considero un crecimiento vegetativo no sano. Yo creo que sano sería si existieran nuevas empresas, nuevas inversiones, que los corredores pudieran participar en una torta más grande para asegurar diferentes tipos de empresas nuevas, es decir, que sea un crecimiento de pólizas y no de números. Por otra parte, el control de cambio no facilita el negocio con las reaseguradoras y las capacidades se han visto afectadas”.

Lo retador

“Venezuela necesita muchos planes de vida, pensiones, de ahorro. Lamentablemente, ahorrar en bolívares no tiene sentido. Un reto importante sería abrir el mercado a ese tipo de oportunidades en moneda fuerte”.

Kay Boetticher

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario